Domotica en Argentina, fabricantes, ahorro energetico,
automatismos, vivienda inteligente, seguridad, confort,

4boton 1boton 3boton 6boton 5boton 2boton 0boton
DOMOTICA

Domotic fabrica en Argentina sistemas de control inteligente para edificaciones.

¿Está construyendo?

Si es así la domótica es una tecnología que puede mejorar su inversión proporcionando mayor confort, seguridad y ahorro energético en su emprendimiento, tanto en viviendas como en edificios comerciales.


A fin de que Ud. comprenda mejor qué es realmente y qué beneficios aporta esta tecnología en edificaciones nuevas, lo invitamos a leer estas líneas o a ponerse en contacto con nosotros que gustosamente lo asesoraremos en todos los detalles de su proyecto.

 

Una breve introducción 

De tanto en tanto vemos aparecer en los medios artículos o 'notas de color' referentes a la domótica, qué más allá de aclarar suelen confundir más todavía con presentaciones inexactas o directamente fantasiosas acerca de esta tecnología.


Una de las confusiones mayores es la de mostrar la domótica como si fuera un simple 'mando a distancia', o 'control remoto' de los diferentes dispositivos de nuestros hogares. Esto es una inexactitud que a veces es utilizada por muchos comerciantes para pretender pasar como domótica simples dispositivos que sólo 'controlan manualmente' ciertas cosas, sea a distancia o de forma local. El hecho de poder encender o apagar las luces del baño o del dormitorio desde su celular no quiere decir que alguien tiene domótica, sólo significa que ha instalado un juguete que enciende o apaga luces, a veces sin un objetivo claro ni más razón que mostrarlo a los amigos como una curiosidad de dudosa aplicaciòn pràctica en la vida diaria.

Esto también lo hace la domótica, pero... ¿Qué utilidad puede tener ir atravesando la vivienda con un celular en la mano para encender y apagar luces a medida que avanzamos? Absolutamente ninguna. Incluso más práctico sería encenderlas desde cada llave de luz ubicada cerca de la puerta de entrada a cada recinto, como en sistema eléctrico tradicional. Lo verdaderamente útil es que se enciendan y se apaguen solas y sin requerir de nuestra intervención cada vez que sea necesario, que es lo que realmente hace la domótica.

pic1

Otro de los temas que suelen presentar como domótica es el control a distancia de aparatos o sistemas de música o video, como si alguien en su sano juicio fuera a sintonizar su TV en determinado canal desde la oficina cuando no hay nadie en la vivienda para poder disfrutar del programa. Si este tipo de función resultara interesante o medianamente útil, probablemente ya el dispositivo lo traería incorporado de fábrica, sin que sea necesario agregarle esta prestación mediante la domótica.

Quienes por nuestro trabajo vinculado al sector solemos detenernos a leer este tipo de artículos 'infomerciales' de domótica creemos necesario advertir al interesado que a veces estos artículos son escritos con la intención de vendernos algún dispositivo supuestamente 'inteligente' pero de dudosa utilidad, o simplemente redactado sin tener la información adecuada.

Con el fin de aclarar, explicar, difundir y -porqué no- también convencer al usuario de que la domótica es útil, confortable, segura, económica y hasta imprescindible en cualquier tipo de edificaciòn que se pretenda construír hoy en día, acercamos al usuario estas líneas que humildemente pretenden arrojar algo de luz sobre el tema a través de una experiencia personal como fabricante, integrador y usuario de sistemas domóticos durante más de 25 años.

En esta página Ud. encontrará información acerca de sistemas domóticos reales, robustos y confiables, y de automatismos simples de nuestra fabricación que no son domótica, pero que realizan una tarea útil para el usuario que no necesita mayores prestaciones. Lo importante es que nuestro cliente tenga claro lo que está comprando, sea un sistema domótico completo para su nueva vivienda a construír, o un simple dispositivo para encender la caldera de calefacción de su casa de fin de semana. Y también es importante que el dispositivo que compra realmente funcione, y que en caso de tener alguna dificultad -como aveces suele suceder con la tecnologìa-, el usuario cuente con la garantía y el soporte técnico de su fabricante en el país.

 

1

 

¿Qué hace la domótica?

Luego de la introducción del principio conocemos lo que no es muy útil que haga la domótica, a pesar de que puede hacerlo. Ahora veremos las cosas que los mismos usuarios eligen hacer con la domótica, para ver la diferencia.

Primeramente cabe aclarar que los sistemas domóticos son -o deberían ser- realmente programables, y esa programación debe ser lo suficientemente versátil y flexible para permitirle al usuario hacer lo que quiera hacer, aún cuando eso signifique un disparate total desde el punto de vista funcional y la vivienda se transforme en un lugar inhabitable, porque ya podrá modificarlo cuando lo desee.

Con esto quiero significar que el sistema deberá permitir programar 'casi todo lo que el usuario quiera', aún cuando de entrada no se de cuenta del error y deba luego reprogramarlo a través de la experiencia de uso, cosa muy habitual en usuarios nuevos. O sea que no debe haber demasiadas limitaciones en cuanto a programaciones fijas, menúes preseteados, etc., ya que siempre el usuario podrá elegir hacer algo diferente, y la domótica deberá permitírselo.

En Domotic hemos compilado decenas de situaciones donde la domótica es útil. La lista es necesariamente incompleta y cada vez aprendemos más de la experiencia de nuestros propios clientes. Pero esa misma experiencia -en evolución permanente-, sirve de pilar o punto de inicio para nuevos proyectos que quieran aprovecharla. Y la brindamos con gusto para que quien hoy se pone a construír la tenga en cuenta.

La domótica es automación, y aunque ésto nos parece más adecuado para un entorno industrial, si razonamos un poco veremos que aún dentro de nuestras viviendas encontramos un montón de situaciones rutinarias suceptibles de ser automatizadas: al entrar en un recinto oscuro encendemos la luz, la apagamos al salir cuando nadie lo ocupa, lo hacemos también en pasillos y escaleras, apagamos la climatización al salir, encendemos las luces exteriores al anochecer, regamos el césped y plantas de forma regular pero sólo cuando no llueve, apagamos las luces antes del amanecer, regulamos la climatización de acuerdo al horario y condiciones de ocupación, y muchas otras instancias similares que seguramente Ud. encontrará diariamente dentro de su hábitat.

Los sistemas domóticos ayudan a resolver estas situaciones sin intervención humana, simplemente con la información recolectada por sensores a lo largo de la edificación, que mediante una programación adecuada optimizan los recursos, ahorran energía y hacen nuestra vida más confortable y segura, y todo sin que uno tenga que conectarse continuamente por internet para apagar y encender los dispositivos.

La domótica existe para liberarnos de las tareas superfluas, no para sumarnos más trabajo. Y agrego algo como usuario: una vez que alquien experimenta la domótica en su casa, esa comodidad se extraña hasta cuando uno va a un hotel por unos días. Puedo asegurar que la domótica es totalmente adictiva, uno no puede entender que al entrar al baño por la noche haya que encender la luz o bajar su nivel para que no moleste la vista, o tener que recorrer la casa antes de salir para ver si alguien dejó luces encendidas, ventanas abiertas o equipos split activados. Todas estas cosas ya no hay que hacerlas cuando tenemos domòtica, el sistema se ocupa de todo. Hasta esos pequeños detalles se convierten en algo casi intolerable cuando nos acostumbramos a no tener que hacerlo, y así es como nos convertimos en adictos de esta tecnología tan cómoda, disfrutándola diariamente en nuestro hogar o nuestro sitio de trabajo, que son los lugares donde transcurre la mayor parte de nuestra vida.

 

Sistema Domotic

La domótica es la tecnología informática que convierte una edificación en "inteligente", haciéndola mas segura y confortable para las personas que la habitan. Su campo de aplicación no se limita solamente a viviendas unifamiliares, sino que también se extiende al control de edificios de uso público o privado, oficinas, hoteles, negocios, industrias, y todo tipo de estructura edilicia.

Domotic es un sistema de control integral de la instalación eléctrica, que desde una Central Computarizada Programable permite controlar de forma automática, remota o manual, todas las funciones asociadas a la red eléctrica de una vivienda o edificio: iluminación y escenas, climatización, vigilancia y alarmas, persianas, riego, etc.

El sistema Domotic se comunica mediante un bus de alta velocidad que interconecta todos sus componentes, recogiendo y procesando la información de los sensores dispuestos en la edificación y generando los comandos que controlan los actuadores y las cargas. Además, provee interconectividad WIFI, 3G, 4G o por internet, permitiendo el control desde cualquier lugar del mundo.

Su emprendimiento inmobiliario también puede contar con la última tecnología. Domotic está a su alcance por mucho menos de los que usted imagina.

Desde hace años proveemos soluciones en domótica para viviendas, desarrollos inmobiliarios, o proyectos de reciclaje. Domotic se está aplicando en emprendimientos de última generación, grandes edificios o viviendas unifamiliares, brindando enormes ventajas comparativas que aumentan drásticamente el atractivo comercial de los proyectos.

 

 

Domotica en Argentina

La historia de Domotic está ligada invariablemente al nacimiento de la tecnología domótica en Europa, hace ya unos treinta años.

En ese entonces surgieron los primeros sistemas domóticos e inmóticos en los países bajos, que rápidamente encontraron interés y aceptación en sectores de grandes edificaciones, vinculadas por un lado al sector financiero y bancario –orientadas hacia la seguridad- y al sector hotelero –dirigido al control ocupacional y al ahorro energético-.

Después de haber actuado en grandes proyectos y desarrollos domóticos en Europa, desde el año 1997 Domotic inicia sus actividades en Argentina, donde a través de una asociación con una importante empresa eléctrica local nace el primer desarrollo domótico latinoamericano, diseñado especialmente para este mercado e incorporando las prestaciones específicas que el usuario local demanda, fundamentalmente las referidas a la seguridad, confiabilidad y facilidad en la implementación y programación del sistema.

La evolución tecnológica ha permitido el aumento de las prestaciones iniciales de los sistemas domóticos, así como la baja de costos que hoy pone la domótica al alcance de cualquier persona que construya su vivienda. El primer sistema Domotic se instaló en Argentina en 1998, y desde entonces se ha venido instalando en múltiples edificaciones, contando con cientos de instalaciones comerciales y residenciales a lo largo de nuestro país y países vecinos.

El sector domótico hoy está en crecimiento. La investigación y desarrollo son continuos y los cambios vertiginosos. El futuro del sector es promisorio y no deja de sorprendernos su rápida evolución: Domotic viene produciendo una nueva versión de su sistema cada seis meses en promedio y nuevos módulos cada vez más especializados se vienen incorporando a la línea constantemente.

La inversión en desarrollo es importante: nuestros clientes no dejan de solicitarnos más y más prestaciones para satisfacer un mercado que demanda cada vez mayor sofisticación tecnológica a menor costo. Nuevos productos, nuevos accesorios, nuevas versiones de software que soporten las últimas prestaciones incorporadas…

Domotic continúa su filosofía de investigación y liderazgo en el sector, brindando cada vez mayor innovación tecnológica y mejorando los costos, para que la tecnología domótica algún día se convierta en una realidad para todos los hogares latinoamericanos, al igual que sucede en los países más avanzados.

Desde aquí continuaremos aportando nuestro esfuerzo en favor de un auténtico proyecto tecnológico nacional, y renovamos votos para que la apuesta por un futuro mejor se convierta esta vez en el legado más importante que dejaremos a nuestros hijos.

Ing. Fernando Otero Barreira.