La domótica, (del latín ‘domo’ = casa), es la tecnología informática que convierte una edificación en ‘inteligente’. El sistema domótico está constituido por una red de información que recoge datos o ‘estímulos’ desde sensores instalados en edificación. Procesando adecuadamente esta información de acuerdo al ‘programa de control’ y al entorno en que se encuentra la vivienda, se generan determinadas respuestas u órdenes de cuya ejecución se encargarán los actuadores, que controlan la potencia aplicada a los diferentes dispositivos instalados.

¿ Para qué sirve?

La domótica hace mas seguro y confortable nuestro hogar, se ocupa de las tareas rutinarias como encender las luces del jardín o regar el césped cuando éste lo requiera, bajar y subir las persianas, adecuar la climatización, encender la alarma u ocuparse de la vigilancia perimetral del jardín, y un sinnúmero de tareas que deben realizarse en una vivienda moderna, ejecutadas de una manera inteligente y sin errores u olvidos humanos, para que nuestra familia disfrute ahora de un nuevo grado de confort y seguridad, nunca antes alcanzado en el entorno de nuestro hogar.

¿Qué edificaciones se pueden ‘domotizar’?

Aunque inicialmente está enfocada hacia las construcciones nuevas, la domòtica puede aplicarse a todo tipo de edificación, incluso las construcciones existentes. No está limitada exclusivamente a viviendas unifamiliares (casas y departamentos), sino que también, bajo la denominación de ‘inmòtica’, se extiende al control de edificios de uso público o privado, oficinas, hoteles, shoppings, negocios, industrias, y todo tipo de estructura edilicia construida por el hombre.

¿Qué controla la domótica?

En toda edificación existen procesos rutinarios en los cuales podemos encontrar una pauta común de comportamiento repetitivo, situaciones o conductas de frecuente similitud que responden a una misma pauta o modelo, y que por lo tanto son aptas para ser automatizadas.

Ejemplos diarios de estos comportamientos rutinarios podrían ser: encender la luz de una escalera oscura y apagarla cuando queda vacía, activar las luces exteriores al anochecer y apagarlas más tarde, activar extractores de aire cuando se detecta humo o al utilizar el baño, regar periódicamente el jardín, apagar la climatización de una zona deshabitada durante largo tiempo, reducir la climatización general por las noches, encender la cafetera por las mañanas, activar la alarma al ausentarnos, bajar las persianas cuando hay tormenta, etc., etc.

En cada uno de sus sectores de actuación la domótica, como sistema de control integral de la vivienda proporciona un nuevo grado de confort y seguridad a sus habitantes antes nunca alcanzado con los sistemas tradicionales o mediante automatismos parcializados.

Al igual que en los países más avanzados, la tecnología domótica está disponible hoy en Argentina, facilita nuestra vida y no es costosa, entonces:

¿Su nueva vivienda será inteligente... o será como la anterior?

 

 

switch transitions

  ILUMINACIÓN
  ESCENAS
  CLIMATIZACIÓN
  SEGURIDAD
  RIEGO
  ALARMAS
  PERSIANAS
  VIGILANCIA (CCTV)
  SIMULACIÓN
  CONT. A DISTANCIA